5 ideas para un mejor 2017 o cómo catapultar tu bienestar sin morir en el intento

Por 17/01/2017Bienestar
5 ideas para un mejor 2017

Todos hemos estado en esta situación. Son los primeros días de enero, tan frescos y brillantes ellos que, en un ataque de inspiración y entusiasmo, te hacen decidir que el año que acaba de entrar va a ser el mejor de tu vida. Esta vez vas a cumplir con todos tus propósitos a rajatabla, porque este año sí. Este es diferente. Y por supuesto, la salud y el bienestar ocupan buena parte de dicha lista de propósitos: por fin vas a hacer ejercicio 5 veces por semana, vas a llevar una dieta impecable, vas a dormir tus 8 horas diarias y vas a esculpir tu cuerpo a lo Gisele para llegar al verano con un porte de infarto.

¿Te suena, verdad? Seguramente también te suene la sensación de sentirte un fraude porque has pagado la cuota semestral del gimnasio y ahí están las zapatillas nuevas, cogiendo polvo. Seguro que también te identificas con la sensación de agotamiento, de estar en todos sitios pero en ninguno, de querer llegar a todo pero perderte a ti misma por el camino…

No es mi intención desanimarte, y menos en estos primeros días del año: al contrario, quiero transmitirte que mejorar tu bienestar y tu salud puede ser mucho más fácil  de lo que crees…Y digo más: puedes –y debes– desterrar al pasado todos esos planes espartanos que te angustian y frustran.

Según mi experiencia, la clave para conseguir algo es dar pasitos muy pequeños e ir poco a poco. Si introducimos 10 cambios radicales en nuestro estilo de vida al mismo tiempo, lo más probable es que se vayan cayendo por su propio peso. Por eso, hoy quiero proponerte cinco ideas que puedes implementar durante este año para sentirte mucho mejor.  ¡Apunta!

 

1. Medita, medita, medita.

Si piensas que eres muy nerviosa y que jamás conseguirás meditar, o está tan ocupada que te parece imposible parar para escucharte durante 10 minutos al día…¡dedícale más tiempo aún! La mayoría de las veces, la resistencia hacia algo nos indica que necesitamos doble ración de aquello a lo que nos resistimos. Si eres principiante y quieres empezar por algo sencillo, te propongo sentarte en un sitio cómodo donde no te puedan molestar, cerrar los ojos y escuchar tu respiración. Tan sencillo como eso: 5 minutos fijando tu atención en tu ritmo respiratorio. Y si ya has meditado y/o quieres más, tienes un mar de opciones: puedes probar la meditación budista, escuchar meditaciones guiadas o lanzarte con una cuarentena de meditación de Kundalini yoga (en mi blog te propongo varias). Tienes por delante un sinfín de posibilidades y experiencias meditativas que enriquecerán tu vida, ¡aprovéchalas!

 

2. Duerme. Pero duerme bien.

Cuando no dormimos lo suficiente, estamos más susceptibles, tomamos peores decisiones y nos sentimos peor. En definitiva, la falta de sueño nos aleja de la mejor versión de nosotros mismos. Y no lo digo solo yo, ya hay libros sobre los problemas derivados de la falta de sueño y de la cultura del “ya dormiré cuando esté muerto”. Rebélate frente a la ridícula idea de que dormir es de vagos y date las horas de descanso que necesites: tu humor, tus niveles de energía y productividad lo agradecerán. ¡Y la gente que te rodea también!

 

5 ideas para un mejor 2017

 

3. Aliméntate bien.

Se han gastado ríos de tinta para definir la alimentación ideal, cuando la realidad es que…no existe. Es decir, hay claves básicas que nos benefician a la mayoría, pero la verdad es que cada cuerpo tiene necesidades distintas. Para mí, la clave para dar los primeros pasos hacia una alimentación más consciente está en la sustitución de alimentos: prueba a sustituir tus alimentos habituales por otros más saludables. ¿Algunos ejemplos?

  • Cambia el arroz blanco por arroz integral.
  • Disminuye el consumo de azúcar y sustitúyelo por panela, estevia…
  • Deja de comprar verduras del súper y cámbialas por verduras ecológicas
  • Consume menos proteína animal y más proteína vegetal (legumbres, huevos camperos…)

No tienes que hacerlo todo a la vez, puedes probar a introducir un cambio cada cierto tiempo y ver cómo te sienta. ¿A que así no parece tan difícil?

 

4. Pasa más tiempo en la naturaleza.

No hace falta explicarlo: el contacto con la naturaleza baja muestras revoluciones, nos llena de endorfinas y nos conecta con nosotras mismas. Por no hablar del torrente de ideas que puede surgir en un paseo relajado al sol…

 

5. Prueba las citas con el artista.

¿Con qué artista, te estarás preguntando? La cita con el artista es un concepto ideado por la escritora y creativa Julia Cameron, que consiste en dedicar una parte de tu tiempo a alimentar a tu artista interior, a tu conciencia creativa. Pueden ser dos horas o un día entero, si puedes permitírtelo. La razón de este tiempo a solas es sencilla: un artista no puede producir constantemente sin un tiempo de descanso, pues llegará un momento en que sus reservas creativas se habrán agotado. En su libro “El camino del artista” Julia explica que, más que una obligación, la cita con el artista debe ser “una excursión, un juego que planeas y defiendes ante cualquier interferencia”. Tu cita con tu artista es un momento íntimo en el que puedes hacer lo que quieras y en el que no te puede acompañar nadie. Solo tú y tu niña creativa interior. Tienes más información aquí.

 

¿Has probado alguna de estas ideas?¿Cuáles son tus estrategias infalibles para sentirte mejor? ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Fotos: Unsplash

 

Foto Bio Unusual Hippies

Paula Abascal:  ¡Hola! Soy Paula, una periodista, creativa y profesora de kundalini yoga con ganas de ser un poco más libre y feliz cada día. Como buena multiapasionada, podría pasarme horas charlando sobre mis pasiones, entre las que se encuentran la creatividad, el yoga y la meditación, el minimalismo, el desarrollo personal, empoderamiento femenino, la vida eco…En mi hogar online, Unusual Hippies, comparto inspiración y descubrimientos que me voy encontrando en este camino de (r)evolución personal. ¿Te vienes?  www.unusualhippies.com

Save

Save

Únete a la conversación Un Comentario

  • Paula, me encantó esta frase: “La mayoría de las veces, la resistencia hacia algo nos indica que necesitamos doble ración de aquello a lo que nos resistimos.”

    Cuánta razón hay ahí. Los puntos que nos compartes son tan necesarios, siempre los más pronunciados y los menos practicados. Todos, en el fondo, sabemos que son necesarios y que practicarlos es mucho más sencillo de lo que queremos pensar. Espero que 2017 sea un año de no-resistencia.

    Un abrazo.

¡Deja tu comentario!