7 consejos para que tus fotos de navidad salgan perfectas

7 consejos para que tus fotos de navidad salgan perfectas

Si algo característico tienen estas fechas, es que las aprovechamos para hacer mil planes con la familia, con antiguos compis de la universidad o con los amigos de toda la vida. Adornos que inundan todos los rincones de la casa, mesas bonitas y muy buenos momentos con la gente que más queremos. Momentos que, muy seguramente, inmortalizaremos a través de fotografías. Vamos a ver algunas pautas, para que tengas tus fotos alrededor del árbol y no mueras en el intento.

1. Acuérdate siempre del “menos es más”

Son días de excesos, eso está claro, pero intenta que en tus fotos aparezca sólo lo necesario. Una decoración de Navidad bonita, puede conseguirse de manera sencilla. No hace falta que metas en la misma foto todo el espumillón del mundo, ese reno de madera que te regalaron, la estrella que pintaste, una copa de champán y alguna que otra cabeza de langostino. Piensa que con todo eso por el medio, a tu abuela no se le va a ver. Selecciona el encuadre que te guste y deshazte de elementos innecesarios; sobre todo si ya estáis sentados a la mesa (unos platos sucios, manchas de grasa, servilletas usadas, restos de comida…estropearán tu foto si o si). Prueba introduciendo motivos vegetales como ramas, enredaderas o helechos y alguna lucecita con la que puedas practicar el efecto bokeh.

unos platos sucios, manchas de grasa, servilletas usadas, restos de comida… estropearán tu foto si o si

7 consejos para que tus fotos de navidad salgan perfectas

 

2. Adelántate a los invitados

Está genial eso de llegar a mesa puesta, pero los momentos previos pueden darte mucho juego si quieres unas fotos diferentes a las de años anteriores. El asado antes de entrar al horno, la bandeja de turrones, la mesa perfectamente colocada, los regalos bajo el árbol, abrazos tras la puerta que se abre para recibir a los primeros en llegar… Presta atención a los detalles. Y además, así podrás echar una mano a los anfitriones; seguro que te lo agradecen.

3. Yo también quiero salir

Claro, tú también quieres estar en la foto de los primos y en un selfie no entráis todos. De hecho, casi te diría que no te hagas auto fotos de esa manera. Las cámaras frontales de nuestros móviles han mejorado bastante, si, pero siguen dando poquita calidad. Pide a tu cuñado que os saque la foto él o hazte con un mini trípode. Algunos incluso vienen con una rótula especial totalmente compatible con tu teléfono. Son económicos y muy manejables. Si quieres el kit completo, un disparador remoto te ahorrará unas cuantas carreras y podrás olvidarte del temporizador de la cámara o teléfono.

7 consejos para que tus fotos esta navidad salgan perfectas

 

4.  ¡Juntaros un poco más!

Puede que si tienes una familia muy numerosa o un salón muy pequeño, te habrá tocado decir esto en más de una ocasión. Parece que hay una locura colectiva por los objetivos 50mm, pero son para lo que son. En este caso, si aún pegándose mucho siguen sin entrarte en el encuadre, deberás cambiar tu óptica por una gran angular o alejarte unos pasitos hacia detrás. Y, por favor, para las fotos de grupo olvídate del f1,8 o no conseguirás que salgan todos enfocados.

Tampoco hace falta que salgáis todos apiñados alrededor del árbol mirando al frente. Prueba a disparar a la vez que cantáis un villancico ¡o cuando toméis las uvas! Hazlo divertido y obtendrás unas estampas naturales. Y si lo que quieres es una foto con todos sentados a lo largo de una mesa, pide a los que salgan en primer término, que se separen un poco más, de tal forma, que no se tapen a los del fondo.

Prueba a disparar a la vez que cantáis un villancico ¡o cuando toméis las uvas!

7 consejos para que tus fotos de navidad salgan perfectas

 

5. No mas fotos amarillas… ¿o sí?

La luz de tu salón puede que no sea la más propicia, y si encima es de noche y no contamos con ninguna fuente de luz natural, este problema se verá acrecentado. Probablemente tus fotos luzcan un tono amarillo o anaranjado. En muchas ocasiones, la calidez y el ambiente que tan presente está en estas fechas, nos viene dado precisamente por esos tonos. Por lo que una misma instantánea con unos matices más fríos, posiblemente no transmita lo mismo. En tu mano está si quieres que sea así o no. Si tienes problemas con la cantidad de luz, prueba a subir el ISO o dispara con flash.
Para reducir el efecto cálido, ajusta correctamente el balance de blancos de tu cámara o móvil. Si esto no te resulta suficiente, siempre puedes recurrir a alguna app o programa de edición.

6. Esos ojos rojos ¿son por el flash o por la última copa de champán?

Ya sabes que nuestras pupilas se dilatan o contraen según la cantidad de luz que hay en el ambiente. Por lo general, utilizamos el flash en ocasiones con poca luz, con lo cual, nuestras pupilas se encontrarán muy dilatadas. El disparo se refleja en los vasos sanguíneos de la retina y eso produce los molestos ojos rojos. Para evitarlo, usaremos el flash en modo ojos rojos (suele representarse con un ojo y un relámpago) que lo que hace es tirar un par de destellos previos al disparo, que preparan nuestro ojo para las nuevas condiciones de luz. Al contraerse la pupila conseguimos que el reflejo sea menor y por tanto, desaparece el dichoso efecto. Prueba también a rebotar la luz del flash o a poner un trocito de papel cebolla delante a modo de difusor. Si después de esto, sigues sin poder corregir los ojos rojos…me temo que, efectivamente, la última copa de cava sobraba.

7 consejos para que tus fotos de navidad salgan perfectas

 

7. Improvisa y disfruta

YCreo que la Navidad de la que tengo más y mejores fotos, fue la de un año que se me ocurrió improvisar un photocall en casa de mi abuela con un mantel de papel, de esos que vienen en rollo. Lo pegué de fondo en la pared de la entrada, coloqué el trípode y ¡a disparar! Desde aquel año, no faltan gorros ni atrezzos varios en la cena de Nochebuena. Los niños se lo pasaron genial ¡pero creo que los adultos mejor! Nos subimos a caballito, preparamos unos mojitos, nos pintamos bien los labios y disfrutamos un montón. Sé que a veces cuesta hacer partícipe a la gente y que conseguir una foto de todos se torna misión imposible, pero tienes que intentar que a ellos los apetezca salir y posar para ti. Enseña tus fotos, anímales a que se pongan así o asá. Te garantizo, que luego, a todos, les gustará verse y tendréis un genial recuerdo para siempre.

¡Por supuesto no te olvides: baterías cargadas y tarjetas a tope!

¡A disparar!

Autor: Silvia Ríos

Jugar con la luz es mi profesión. Fotógrafa en Manopla Studio, me encanta tomar un buen café con amigos o desconocidos. Ir de conciertos es mi vicio confesable y no me canso de ver series. Me gusta la gente natural y espontánea y no me hace falta salir de casa para pasármelo bien. Aunque si pones destino, allá voy. Con mi cámara iré a donde quieras y si además me acompañas, seguro que lo pasaremos bien.

¡Deja tu comentario!