Cómo lidiar con el exceso de juguetes de los peques después de navidad

Por 31/01/2017Familia
Cómo lidiar con el exceso de juguetes de los peques después de navidad

Un año más, a pesar de haberos propuesto firmemente ser más moderados y austeros con los regalos de Papá Noel y los Reyes Magos, llegó la hecatombe a casa de la mano de tíos, abuelos y demás familiares.

La casa se nos ha llenado de juguetes y necesitamos hacer limpia por tres sencillas razones:

1. Porque las casas de hoy en día no se estiran, ni podemos tirar tabiques para ampliarlas.

2. Porque llevas acumulando juguetes muchos años y ya se les han quedado cortos de edad y están olvidados en los cajones.

3. La más importante (y nos ponemos serias) porque el sentido común y los expertos dicen que no es bueno que los niños tengan tanto, tanto, tanto juguete y mucho menos, de golpe. No lo valoran y, si me apuras, ni los ven, además de ofrecerles una visión muy distorsionada de cómo funcionan las cosas en la vida real.

Cómo lidiar con el exceso de juguetes de los peques después de navidad

A penas han pasado unas semanas desde la Navidad y los niños vuelven a estar aburridos y a decir sin ningún tipo de culpa: “ es que no tengo nada para jugar. Me aburro”.

La calidad de los juguetes en Navidad pasa a un segundo plano y llenamos a los pequeños de juguetes absurdos que no les aportan nada educativo ni lúdico ( ya me dirás tu que sentido tiene una muñeca que patina, con la que no hay que hacer nada y no se puede “jugar”, objetivo prioritario de cualquier juguete).

 

La calidad de los juguetes en Navidad pasa a un segundo plano y llenamos a los pequeños de juguetes absurdos que no les aportan nada educativo ni lúdico

 

Ahora toca ponerse manos a la obra con la frase “menos es más” en la cabeza. Este punto de partida es el que los expertos recomiendan para animar a los padres a evitar los excesos de regalos. El objetivo es claro: que los más pequeños aprendan a valorar cada juguete y puedan disfrutarlos al 100%.

Cómo lidiar con el exceso de juguetes de los peques después de navidad

Aquí van 5 tips desde mi experiencia como mamá, que he elaborado junto con Beatriz Cazurro, que además de ser también mamá es psicoterapeuta. Esperamos que te ayuden a gestionar ese exceso de juguetes, porque un capricho de vez en cuando no está mal, pero no podemos perder de vista la importancia de aprender a tolerar la frustración, buscar alternativas o fomentar la creatividad que podemos estar boicoteando nosotros mismos si les inundamos de regalos, y que son aspectos básicos para que puedan desarrollar una autoimagen y una autoestima fuertes.

 

Ahí van:
 

1. Si no te dio tiempo a hacer limpieza antes de que vinieran los Reyes Magos, es el momento de hacerla. Decide con ellos qué juguetes pueden salir de casa y busca con ellos una segunda vida: donación, llevarlos al cole, venderlos, etc… (eso sí, que a lo que vaya destinado el dinero tenga coherencia con lo que les estamos intentando transmitir).

2. Organiza los juguetes que se queden en casa. No tengas todos a su alcance al mismo tiempo. Deja que jueguen con algunos y guarda otros tantos para que la novedad no se queme y no pierdan ilusión. Dentro de 2 meses, haz un cambio, rótalos.

3. Enséñales las posibilidades que tiene objetos que ni siquiera pensarían que se pueden utilizar para jugar: una cuchara, una caja, un palo… Igual para la próxima no piden a la niña patinadora pero sí (y esto es un caso real) veinte cajas de cartón y una playa. ¡Con eso las posibilidades pueden ser infinitas!

4. No pasa nada si se aburren. Del mayor de los aburrimientos puede surgir la idea más creativa. Tenemos un miedo enorme al tiempo “vacío” y tendemos a querer tener ocupado cada minuto de nuestros hijos. Si dice que se aburre puedes mirarle y con mucho cariño decirle “ya, qué rollo estar aburrido, ¿qué puedes a hacer?” A veces salen con cosas fantásticas que nunca se nos habrían ocurrido.

5. Intenta aprender de la experiencia. De cara a su cumpleaños planifica los regalos. Es mejor aunar esfuerzos y regalar un juguete que realmente le guste en lugar de 5 trastos que no vaya a utilizar. Piensa siempre en estas 3 cosas: ¿le va a gustar?, ¿cuánto tiempo lo va a poder utilizar?, ¿ es de calidad?. Y…porqué no, incluye entre sus regalos alguna experiencia para disfrutar en familia: unas entradas para un espectáculo, por ejemplo.

Cómo lidiar con el exceso de juguetes de los peques después de navidad

Y es que, todos sabemos que las cosas materiales no son lo más importante, pero a veces lo perdemos de vista. El mejor juguetes son las cosquillas, hacer bizcochos juntos, inventar historias, saltar los bordillos ciento cincuenta veces y tirarse al suelo juntos con ningún fin más que hacer la croqueta (ay…ese idilio que tenemos en Good Mood con la croqueta…), y eso no lo pueden traer los Reyes Magos, pero tú sí. Cada día.

 

 

Autoras:
Belén Llorente de Oh my Mum
Beatris Cazurro  Psicoterapia y Formación

Únete a la conversación 2 comentarios

  • ¡jejeje es muy típico! Montañas de juguetes de todo tipo que ya no caben ni en cajas, ni armarios… ¡Y a veces también se opta por enviar unos cuantos a casa de los abuelos! 🙂
    Por cierto, también hay la opción de venderlos para otras familias y así darles una vida más larga ¡y reciclar que también es importante! En http://www.secondbaby.org ofrecemos esta opción para a quien le pueda interesar.

    ¡Nos encanta el blog!
    ¡Saludos!

    • GoodMood dice:

      Nos parece una iniciativa genial. La verdad es que es cierto que ya no se sabe ni que hacer con ellos y darles una segunda vida siempre es un buena idea.

      Un abrazo

¡Deja tu comentario!