Historias que importan

por 27/02/2018Mundo 2.0
historias que importan

Como periodista, siempre he pensado que todos tenemos algo interesante que explicar. Vivencias propias, opiniones, sucesos… Todas esas cosas que nos han pasado a lo largo de los años y que nos han ido moldeando como las personas que ahora somos.

Detrás de cada uno de nosotros se esconden multitud de detalles que no siempre dejamos ver, que a veces nos dan pudor, o que en ocasiones les restamos importancia, pensando eso de “¿y a quién le va a interesar?”.

Hasta que llega el día en el que a alguien le interesa. Alguien que se detiene en cada historia, que escucha y que encaja todas las piezas para que esas vivencias vean la luz y sean reconocidas. Así conocí a Dolors, quien está detrás de un precioso proyecto llamado Historias que importan, y en el que pone por escrito esas historias que nos hacen excepcionales.

Me llamó tantísimo la atención su proyecto personal que decidí ponerme en contacto con ella para que conocer un poco más de Historias que importan y de lo que le motivó a realizar esta iniciativa en la que mezcla dos de sus pasiones, la fotografía y la escritura.  

historias que importan

Entrevistamos a Dolors, de Historias que importan

 

¿Quién hay detrás de ‘Historias que importan’?

Soy Dolors, una traductora trotamundos a la que no se le ha ocurrido otra cosa que crear un proyecto como el de contar historias. Por mi trabajo, he vivido en varios países de Europa y ahora mismo me encuentro en Alemania, desde donde escribo las historias que voy recopilando durante mis visitas a España o a otros lugares.

¿Qué te motivó a comenzar este proyecto?

Siempre me han fascinado las personas, nuestras vivencias, nuestras experiencias y, sobre todo, lo que podemos aprender los unos de los otros. Así que me pareció que en un momento como el que vivimos, en el que los medios solo enseñan las cosas malas –todavía no se han dado cuenta de que las noticias buenas también son noticia–, y en las redes todo parece ser perfecto, podría ser bonito y enriquecedor conocer la historia de esas personas normales y corrientes cuyos valores, principios y vivencias pueden ayudarnos a ver la vida de otro modo. Así que, en mi afán por dar voz a todas esas personas con historias que merecen ser contadas, me convertí en una contadora de historias o, como a mí me gusta llamarlo, una cronista de lo que importa.

¿En qué momento sientes que ‘aquí hay una historia que contar’?

Bueno, con este proyecto tengo muy claro que me gustaría, no solo ayudar a los protagonistas y a los lectores, sino conseguir que cualquier persona que lea el blog pueda sentirse reflejada en alguna historia. Así que, en realidad, veo historias por todas partes: personas que han vivido todo tipo de experiencias, jóvenes con muchos proyectos y un gran futuro por delante, chavales con problemas, jubilados que en su tiempo lucharon lo imposible, gente con distintas profesiones que no conocemos muy bien, emigrantes,… Como siempre digo, todos tenemos una historia que contar.

historias que importan

¿Cómo sumas tu afición a la fotografía a este proyecto?

Desde el principio tuve claro que iba a combinar mis dos aficiones, escritura y fotografía. Sabía que mi punto fuerte era la escritura, pero no quería dejar de lado la imagen. Aunque todavía me queda mucho por aprender, creo que fotos y textos se complementan muy bien. Las dos cosas me sirven para reflejar tanto la historia en sí como los sentimientos de los protagonistas. Con las fotos la percepción del lector es otra. A veces, una imagen vale más que mil palabras.

Todas las historias que podemos encontrar en tu blog están escritas desde la voz del protagonista. ¿Es difícil escribir en primera persona?

Supongo que debería decir que sí, que es difícil, pero no lo siento así. Es un proceso largo, pero no me suele resultar complicado. Soy una persona muy empática, quizá demasiado, y cuando escribo trato de ponerme en la piel de la persona. Me traslado al momento de la entrevista para recordar no solo las palabras sino los gestos, los sentimientos y, sobre todo, los silencios. Decimos mucho cuando callamos. Quizá lo más difícil es ordenar un poco la historia porque no hago entrevistas con preguntas, simplemente charlamos y la gente me explica las cosas como las ha vivido, lo que normalmente implica un desorden de ideas importante. Dedico muchas horas a cada historia, pero no se merecen menos.

¿Qué has aprendido después de escribir todas estas historias de vida?

Con cada historia he aprendido algo, lo suelo contar en la newsletter porque como es mi opinión no sale en el texto publicado. Pero si tuviera que destacar algo, así en general, es que es importante que compartamos nuestras experiencias de forma sincera. Antes de empezar este proyecto, yo nunca había sido mucho de contar mi vida, pero ahora me he dado cuenta de que las cosas que vivimos pueden ayudar a otras personas mucho más de lo que nos pensamos. Además, en muchos casos, puede servir para empezar a derribar tabúes o lograr que se hable de cosas que hasta ahora nunca se habían hablado de forma pública y eso ayuda mucho a los que se encuentran en situaciones similares. Tendríais que ver los mensajes de agradecimiento que recibo después de cada historia, es simplemente maravilloso.

¿Qué historia es la que más te ha impactado? ¿Por qué?

Me cuesta más contestar esta pregunta que escribir las historias en primera persona… Todas me han impactado de algún modo. Si tengo que decir una, de las que están publicadas, creo que me quedo con la de Virginia, una mujer estupenda a la que le ha tocado lidiar con la enfermedad que todos tememos, el cáncer. En un caso así, uno se espera encontrarse con alguien más bien triste y alicaído, pero nada más lejos de la realidad. Virginia me recibió y me despidió entre sonrisas y compartió conmigo su experiencia más íntima y sincera pensando en que eso podría ayudar a otros. No fue fácil para ella, ese mismo día había tenido tratamiento, pero aun así quiso compartir su historia. Me impactó mucho su generosidad y su energía. Aunque parezca mentira, salí de allí con las pilas cargadas. Ese día conocí a alguien muy especial.

 historias que importan

 

¿A que es un proyecto súper inspirador? Nos ha encantado conocer un poco más sobre Dolors e Historias que importan, y nos encantaría leer más sobre todas esas personas que ha ido reseñando en su blog. Si a ti también te apetece, recuerda que puedes leer todas las historias en su web, y seguir el desarrollo del proyecto en Facebook, Twitter e Instagram.

The following two tabs change content below.
Soy Nuria, una periodista barcelonesa a la que le encanta perderse por la ciudad a capturar instantes. Soy una persona con mucha curiosidad. Me encanta averiguar y conocer nuevos proyectos. Me gustan las historias pequeñas que suceden en la vida cotidiana mientras coges el metro, vas a por el pan o pierdes el tren. Esas historias que pasan desapercibidas pero que tienen encanto. Un arma precisa sigue siendo, a día de hoy, mi vía de escape para escribir sobre lo que más me gusta: internet, fotografía, música y periodismo. En Good Mood llevo algunos meses colaborando con la edición y planificación del blog.

Deja tu comentario

¡Apúntate a nuestra newsletter!

Prometemos enviar solo contenido interesante y como no... ¡buenrollero!

You have Successfully Subscribed!