5-musicales-favoritos-good-mood

Soy una obsesa de los musicales y no me da ninguna vergüenza reconocerlo. Otras personas se gastan el dinero en bolsos, tacones o gadgets; yo lo hago en musicales. Sobre todo en cualquiera de mis musicales favoritos. Soy una adicta, ¡respétenme!

En realidad no es culpa mía, es de mi padre. Uno de mis primeros recuerdos es de un sábado por la mañana en el cuarto de estar, él planchando y escuchando Nabucco a todo volumen. Recuerdo también que mis hermanos y yo nos quejábamos porque no queríamos escuchar ópera, pero mi padre insistía. E insistía. E insistía. Así hasta que un día, de repente, todos cantábamos Nabucco a coro y empezó a ponernos otras óperas: La traviata, Turandot, Tancredi, Il trovatore, Carmen…

Después empezó a ponernos musicales.No sé por qué pasó en ese orden, creo que no lo tenía muy pensado. El caso es que a día de hoy no hay nada que me guste más que unas buenas entradas a un buen musical. Me gusta cogerlas con antelación y escucharlo una y otra vez hasta que llega el gran día.

¡Y aquí va mi lista! Ni siquiera voy a intentar ponerlos en orden de menos a más porque sería casi imposible decantarme por un único favorito…

phantomoftheopera-jeckyllandhyde-5-musicales-favoritos-good-mood

The phantom of the opera

Este fue uno de los primeros musicales que escuché y me atrapó por completo. El amor imposible [ y altamente retorcido ] del fantasma por Christine me tenía fascinada. Siempre me han dado penita los personajes atormentados, sobre todo si se enderezan al final. Recuerdo que aún estaba en el instituto y mi hermano mayor, que estaba en Madrid estudiando Ingeniería Informática, me avisó de que lo iban a poner en Gran Vía. ¡Casi me da algo! Sobre todo porque mis padres no me dejaron ir y aún no lo he visto en directo…

Joseph & the amazing technicolor coat

Este es un grandísimo musical que, a mi parecer, no está tan bien considerado como debiera. Cuenta la historia de José [ el que interpreta sueños en la Biblia, ¿sabes? ] en plan cómico, pero es una maravilla. La música es fantástica y muy variada. Tiene algunas de las melodías más bonitos que he escuchado en un musical. ¡Se lo recomiendo a todo el mundo!

Jeckyll & Hyde

La versión musical del misterioso caso del Doctor Jeckyll & Mr. Hyde. Me dejó con la boca abierta, porque la versión más fácil de encontrar es en la que participa… ¡David Hasselhoff! Vale que en Los vigilantes de la playa cogía una guitarra y cantaba de cuando en cuando, pero su papel en el musical [ protagonista, ojito ] es verdaderamente alucinante. A mi me hizo verle de una forma completamente nueva. Estoy deseando que lo traigan alguna vez a España, porque si no tendré que ir hasta Londres a verlo. A Dios pongo por testigo.

Les Misérables

¡Por supuesto que iba a estar en mis favoritos! Es uno de los musicales más exitosos y taquilleros de la historia de los musicales, y eso que no es de Andrew Lloyd Webber. Si sólo has visto la peli, te sugiero que no te pierdas el verdadero musical. He tenido la suerte de ir a verlo 3 veces, una de ellas en Broadway, y no hay vez que no llore en el final. ¡Es sencillamente precioso! Música para el alma, en serio.

Me vas a perdonar el lapsus de frikismo extremo, pero te voy a soplar que en la peli hay un guiño genial a los fans que a mi me hizo llorar en el cine [ vale, soy de lágrima fácil ]. Y es que el que hace de obispo que salva a Jean Valjean al inicio no es ni más ni menos que Colm Wilkinson, el más grande intérprete de Jean Valjean que ha pisado la Tierra.

Wicked

¿Te suena? Porque dio muy fuerte hace unos años, pero aún no lo han traído a España. Es una historia diferente sobre El Mago de Oz en la que la bruja mala es en realidad buena y víctima de un complot del gobierno, y todo porque la pobre nació con la piel verde. ¡Está genial! La cantante original es la que pone la voz [ al menos en las canciones ] a Elsa en Frozen, ahí es nada.

Les Misérables y Wicked

Y hasta aquí por hoy, que o me pongo un límite o no paro de petardear sobre el asunto. Espero que os haya gustado esta selección y le deis una oportunidad a estos musicales, si aún no los habéis escuchado todos. Estamos en la estación perfecta: ¡sofá, manta y musical!

Autor: María Garat

Me llamo María y me entusiasma Internet, cocinar, fotografiar y crear cosas con mis propias manos. Vivo en este mundo digital desde 2007, cuando lancé mis primeros pequeños proyectos. Desde entonces he ido enlazando una aventura con otra hasta parar aquí, en un grupo de gente genial con la que por fin siento que, quizá, no estoy tan mal de la cabeza. También tengo una tienda de casitas de arcilla llamada by Mary Galou y un blog en el que desarrollo mi creatividad compulsiva.

Únete a la conversación 2 comentarios

  • Aysss, que de necesidades me has creado.
    El de Wicked me flipo. Lo ví hace un par de anos y me pareció muy, muy bueno y muy original. Y con el del Doctor Jeckyll & Mr. Hyde me has creado una necesidad.
    Ví el en los Miserables en Madrid y no me gusto tanto, aunque la película si. Creo que el problema es que cuando los traducen al español me convencen menos. Me parece que a veces encajan el texto en las melodías con calzador. Prefiero cuando los adaptan o los crean directamente para España. A lo mejor son manías mias 🙂

    • Mary Galou dice:

      ¡Nooo, tienes toda la razón! Es una pena cuando se cargan las letras, a mi también me ha pasado. Me pasó con el de El rey león, porque no entendí por qué volvieron a hacer todas las letras cuando la peli en español está bien… pero en fin. Supongo que había cuestiones legales y de copyright por ahí.

      ¡Ve investigando Jeckyll & Hyde que lo mismo voy a verte y vamos juntas a verlo! 😀

      ¡Un beso!

¡Deja tu comentario!