Qué necesitan los niños en vacaciones

Por 20/06/2017Familia
Qué necesitan los niños en vacaciones

Aún recuerdo con cariño esas vacaciones en las que podía hacer lo que me daba la gana, seguir mi ritmo, improvisar, planear viajes exóticos, aventuras, echarme siestas de mil horas, salir hasta muy tarde… Ay… qué tiempos aquellos…¿Que qué me ha pasado para eso haya pasado a ser solamente un recuerdo? Muy fácil, hace casi tres años fui madre.

Ser padre o madre viene inevitablemente acompañado de un cambio en el concepto de vacaciones, y sí, a veces es frustrante, pero es la realidad y negarlo no nos va a ayudar ni a nosotros ni a nuestros hijos.

 

Conozco varias parejas con hijos que han hecho la intentona de seguir con sus planes pre-paternidad para vacaciones y la verdad es que, por lo que sé, la estrategia ha funcionado bastante regular (y digo regular siendo generosa). Lo que necesitamos los adultos y lo que necesitan los niños en vacaciones suele ser(no me atrevo a generalizar) muy diferente y si no lo tenemos en cuenta lo normal es que las vacaciones fluyan poco y estresen mucho a unos o a otros.

 

Así que para que estas vacaciones os podáis organizar de una manera diferente e intentar disfrutar lo máximo posible voy a tratar resumir en los próximos párrafos qué necesitan los niños en vacaciones.

 

1. Estructura:

Lo primero, primerísimo es estructura, al menos algo de estructura. Los niños siempre necesitan estructura para sentir que tienen algo de control y seguridad sobre el ambiente. Son pequeñitos, cualquier cambio es un reto enorme para ellos y con los cambios aparece la inseguridad, pero… ¡tranquilidad todo el mundo!, existen maneras de suplir esa inseguridad interna estableciéndola por fuera. Aquí van algunas ideas:

  • Antes del viaje puede ayudar tener una foto de la habitación del hotel o del camping colgada en algún sitio (por ejemplo, el frigorífico) para que se puedan ir familiarizando. Si son más mayores podemos hacer algo más sofisticado como ver  con ellos en el ordenador fotos de la ciudad o pueblo donde vamos a ir, investigar lo que les interesa del sitio, que decidan en qué lado de la tienda de campaña van a dormir… vamos, que se preparen y se familiaricen con el lugar.

Dependiendo de la edad podemos tener un plan hecho, incluso en papel, de las excursiones que vamos a hacer y qué días o, si son más pequeñitos, explicarlo el día antes para que puedan anticipar un poquito lo que está por venir.

  • Durante el viaje puede estar bien tener alguna rutina que se repita cada día: desayunar en el mismo sitio, dar un paseo por las misma calles antes de lanzarse a alguna actividad, cantar la misma canción cada mañana y cada noche, hacer un choque de manos especial al salir de casa…Algo que se os ocurra y con lo que ellos enganchen para que, aunque sea una cosa, sea igual cada día.

Además os aconsejo que aprovechéis las noches para recordar juntos todo lo que ha pasado. Se puede hacer en forma de cuento, mirando las fotos que hayáis hecho, o como mejor encaje con vosotros. Eso sí, no os olvidéis de las experiencias que han sido más desagradables: miedos, rabietas…Hablar de sus sentimientos puede ser la mejor manera de que al día siguiente todo vaya mejor.

2. Jugar:

Para los niños es un verdadero rollo estar tumbados al sol o sentarse a tomar un refresco, necesitan jugar porque es su manera de aprender y desarrollarse, así que si lo que tenéis pensado es ir de cena, sentaros a tomar una caña al atardecer o disfrutar de un libro debajo de la sombrilla os aviso: podéis hacerlo, pero puede que tengáis que tolerar que ellos se enfaden. Una manera de evitar esto (si ya tienen edad) es pactar ratos concretos para hacer lo que os gusta a vosotros y que ellos ya lleven pensadas alternativas para entretenerse durante ese rato. Así ganáis todos.

 

3. Descansar, el gran olvidado de las vacaciones de los niños:

Aunque estén hiperexcitados, quieran hacerlo todo, digan que no quieren dormir y les veamos con energía infinita necesitan descansar y es nuestro papel como padres trasmitírselo así. No dormir lo que necesitan altera su cerebrito y eso se traduce en cambios de comportamiento, que por otra parte es justo lo que los padres intentamos evitar. Así que queridos niños, tenéis que dormir.

 

Qué necesitan los niños en vacacionesFoto: @pactodetres

 

Y hasta aquí el resumen que os proponía.. Estoy convencida de que si estáis conectados con vuestros hijos sabréis valorar cuánto de esto os puede venir bien y encontrareis la mejor estrategia para incluirlo en vuestras vacaciones. Solo espero que las podáis disfrutar, y si os cuesta recordad que en cuanto cumplan quince años no van a querer vernos ni en pintura y entonces sentiremos mucha pena pero…¡podremos volver a tener las vacaciones que nos de la gana!.

 

Foto portada: @meriboti

Save

Save

Save

Autor: Beatriz Cazurro

Fascinada por lo alucinantes que somos los seres humanos decidí estudiar psicología. Actualmente trabajo como psicoterapeuta con niños, adolescentes y adultos e imparto formación donde me necesitan. Impulsada por la convicción de que lo mejor que podemos hacer en la vida es ser nosotros mismos, hace poco me lancé a publicar el cuento “Quiero ser siempre princesa”. Soy Trainer de Focusing por el Instituto Internacional de Focusing y además mamá de Dani, un niño de dos años que aunque no me deja dormir, me vuelve loca.

¡Deja tu comentario!