Los teatros Luchana abren batalla contra la crisis

Por 29/11/2016Living
Teatros Luchana

La crisis se está acomodando en nuestras vidas para dejar de ser un momento puntual y convertirse en una forma de vida. Nos acostumbramos, nos adaptamos, nos plegamos. No nos quedan muchas más opciones.

Sí, sí nos quedan. En el mundo de la cultura pasa como en los cómics de Asterix y hay “aldeas galas” que responden a la apisonadora del dinero. Responden con imaginación, con ideas, con mucho valor, con largas jornadas de trabajo y con unas dosis de alegría y sentido del humor, de descaro y desparpajo que las hace muy poderosas.

En la guerra de la cultura frente a la crisis en Madrid, los Teatros Luchana abren sus puertas y plantan batalla.

Hoy hablamos con el Coordinador de Programación Artística de los Teatros Luchana, Juan Jiménez Rodríguez, la programación artística de una de las “aldeas galas” que planta cara en las calles de Madrid a las hordas romanas de la crisis, la economía y el capitalismo.

Teatros Luchana

Juan cuéntanos cómo surge la idea de embarcarse en un proyecto tan grande como este, de recuperar un enclave cultural para la gente de Madrid con lo mucho que se está mimando desde las instituciones el mundo de la cultura (nótese la ironía, por supuesto).

– Estas ideas, como en la mayoría de los proyectos culturales, surgen de un compromiso personal con el arte. En este caso, un grupo de personas valientes y comprometidas con la cultura se han lanzado a la difícil aventura de recuperar un dispositivo cultural en desuso para darle nueva vida.

Es un proyecto entusiasta y que puede ser muy positivo para la ciudad pero requiere un esfuerzo ingente y mucha ilusión para ser sostenible.

Concretando un poco más entonces Juan, ¿cómo se organiza la vida del Teatro Luchana, qué tipo de programación se busca y por qué?

 En Teatros Luchana la vida es plural, es intensa, es polifacética y está en continua construcción, aunque ya se identifican ciertas líneas de identidad.

Tenemos una programación muy amplia. Más de 25 espectáculos en cartel y una gama de público muy diversa. Queremos generar una oferta plural y de calidad que sirva para satisfacer a esos diferentes públicos o, por qué no, a un mismo público que según el momento muestra distintas apetencias e intereses.

En cuanto al público queda claro pero ¿en cuánto al barrio, a vuestros vecinos, qué le aporta al entorno tener un centro de este tipo en su calle?

 Un centro cultural privado de este tipo aporta ocio, creatividad y dinamismo a Chamberí, uno de los barrios más bellos de Madrid, entre otras cosas por su patrimonio arquitectónico y su tranquilidad pero también por el valor que dan muchos de sus vecinos a la cultura en sus diferentes manifestaciones, así como al encuentro con los otros a través de manifestaciones artísticas.

Los Teatros Luchana aportan movimiento mediante la vivificante oferta de ocio que suponen las artes escénicas y la música.

Teatros Luchana

 

Teatro y niños

 
¿Cómo os decidís Juan, por unas obras infantiles, qué es lo que os llama la atención o lo que os toca el corazón?

Tenemos una programación infantil con diferentes objetivos, desde buscar el entretenimiento y la sorpresa, a reflexionar sobre problemas medioambientales.

Nos interesa mucho la factura de la obra, que sea un trabajo profesional, que haya belleza en la concepción de la puesta en escena o en muchos casos que propicie una experiencia de exposición, de estar con los demás, no sólo como espectadores, sino en público.

Según eso ¿qué pensáis que le aporta a un niño acudir al teatro que no le aporte la televisión o el cine, Juan?

El teatro le aporta al niño una vivencia única difícil de alcanzar en el cine o la televisión. Se trata de una experiencia muy viva en la que el niño y su acompañante encuentran un vínculo emocional muy especial.

El niño tiene una capacidad innata para apreciar ciertas manifestaciones artísticas y una manera de dejarse sorprender contagiosa que hace al adulto revivir junto a los más pequeños otra manera de estar en el mundo. Eso proporciona un punto de encuentro, un acercamiento emocional poco accesible en nuestra vida cotidiana.

Lo mismo ocurre entre el niño y el resto de niños; se trata de una vivencia verdaderamente colectiva, no ensimismada, en la que estar cerca de otros niños en un espacio mucho más emocionante que en el que transcurren otros procesos de socialización. Además, hoy en día las obras de teatro infantiles suelen romper la cuarta pared y observamos que los niños que acuden a menudo a nuestras salas, con el tiempo pierden cierta timidez o miedo al ridículo por participar de este tipo de actos colectivos.

Para terminar Juan y viendo lo que consideráis que le aporta la cultura en vivo a los más pequeños, quiero saber ¿qué os parece que en los planes de estudio, en los currículums escolares, no existe un espacio para las artes (para ninguna en general y para el teatro en particular aún menos)?

Nos parece un verdadero desaprovechamiento de un arte, unas técnicas y unas herramientas que han vehiculado cierta experiencia colectiva durante siglos.

Las clases de teatro aportan muchas ventajas: ampliación de medios expresivos, reconocimiento y trabajo con emociones, conciencia de otras dimensiones de la actividad corporal. Son espacios de creatividad y libertad muy necesarios en medio de planes de estudio totalmente orientados a resultados y que olvidan la dimensión abierta, emocional y estética de los individuos.

 

Muchísimas gracias al equipo de comunicación de los Teatros Luchana, gracias Isabel por facilitarnos la charla con Juan, por abrirnos los dos las puertas de este proyecto y por hacernos ver a través de vuestros ojos y vuestro trabajo que hacer ciudad es hacer cultura y que disfrutar con nuestros hijos en el teatro es enseñarles y aprender a conocernos mejor. Sólo se ama y se defiende lo que se conoce y ha sido un gusto conocer un poco más a fondo lo que se cuece en el corazón de los Luchana, en el corazón de una ciudad como Madrid.

Y desde aquí os recomendamos que os deis una vuelta por su web para estar al día de su programación.

 

 

Pilar Fonseca - Mamas Full timePilar Fonseca:

Quería ser periodista desde que estaba en el colegio, escribir y comunicar es una de las cosas que más me gustan y disfrutar con mi familia de los pequeños placeres, viajar, charlar, conocer sitios, culturas, cocinas y comer chocolate…Aficionada al cine y a la lectura, siempre hay un momento para ver una película o disfrutar de un buen libro. Escribo en distintos sitios pero siempre me puedes encontrar en mi blog www.mamasfulltime.com y ahora también aquí.

Guardar

Guardar

Únete a la conversación 2 comentarios

  • Eva dice:

    Este teatro es un MUST y su programación siempre da en el clavo.
    Por nuestra parte intentaremos seguir yendo regularmente para aportar nuestro granito de arena para que propuestas tan interesantes no desaparezcan.

¡Deja tu comentario!