Wishlist sostenible para un muy green friday

green friday

En este mundo cibernético nuestro, noviembre es sinónimo de dos cosas: movember y black friday. Y el black friday, además, es sinónimo de descuentos muy locos y compras en las que a veces ni nos paramos a pensar. Ya es un clásico en nuestro país, pero empieza a surgir y a asentarse una alternativa más sostenible, slow y ética: el green friday.

green friday

El green friday, promovido en España por las chicas de Hervidero de ideas, transforma un día de consumismo (en ocasiones) desmesurado en una oportunidad de conocer y consumir en tiendas del sector verde. Porque comprar no es malo si se realiza con cabeza y de forma responsable, ¡aprovechemos la ocasión!

 

Si eres un negocio…

Si tienes un negocio verde de lo que sea (moda, juguetes, alimentación, cosmética…), esto te interesa. Pásate por el post de Hervidero de ideas sobre la edición de este año y, hacia el final, apunta tus descuentos en el cuestionario. Podrás aparecer en las piezas que difundirán en sus redes sociales y newsletter. ¡Visibilidad para todos!

green friday

Si quieres apoyar la iniciativa…

Puedes utilizar los hashtags de la iniciativa #greenfriday y #yosoymuygreen el 24 de noviembre entre las 11 y las 12h para ayudar a darle visibilidad. ¡La meta es conseguir ser TT! Y si te quedas con ganas de más, puedes hacer como nosotras… Apoyar la iniciativa comprando. Nos hemos venido arriba ¡y ya tenemos la lista de la compra hecha!

 

Nuestra wishlist para el Green Friday

green friday

 

  1. Reno de cartón, de Cartonlab.
  2. Lámina Kuri, de Esther Gili.
  3. Jabón orgánico Heidi, de The Singular Olivia.
  4. Bandolera Valentina, de BACHI Barcelona.
  5. Aceite de trufa negra, de Delicious & sons.

 

¿Qué te parece nuestra wishlist? ¿Qué añadirías? ¡Cuéntanos qué comprarás tú este #greenfriday en la sección de comentarios! Y recuerda comprar con cabeza (y algo de corazón).

Autor: María Garat

Me llamo María y me entusiasma Internet, cocinar, fotografiar y crear cosas con mis propias manos. Vivo en este mundo digital desde 2007, cuando lancé mis primeros pequeños proyectos. Desde entonces he ido enlazando una aventura con otra hasta parar aquí, en un grupo de gente genial con la que por fin siento que, quizá, no estoy tan mal de la cabeza. También tengo una tienda de casitas de arcilla llamada by Mary Galou y un blog en el que desarrollo mi creatividad compulsiva.

¡Deja tu comentario!